lunes, 22 de marzo de 2010

Aries

(del 22 de marzo al 20 de abril)
Alegoría Aries

Tú, Aries, eres el primero en recibir la semilla, para que recaiga en ti el honor de plantarla. Que cada semilla que siembres se convierta en un millón en tus manos. No tendrás tiempo de ver cómo crece, porque todo lo que plantes crecerá nuevamente, y también deberá ser plantado. Serás el primero en penetrar la tierra de la mente humana con Mi Idea, pero no te incumbe el nutrirla, ni tampoco el cues­tionarla. Tu vida es la acción y la única acción que te impongo es la de que el hombre empiece a ser consciente de Mi Creación. Para que trabajes eficazmente, te doy la virtud de la autoestima."
Aries volvió lentamente a su sitio.

El niño Aries

Si ustedes son padres de un Aries, prepárense para la acción. Su pequeño hijo de Marte, travieso y juguetón, estremecerá la casa con su dinamismo e imposición. Desde el principio les hará sentir que él es el jefe y sin necesidad de hablar se las arreglará para que entiendan que quien da las órdenes es él. Con su mirada alegre y su gran energía intentará siempre salirse con la suya e imponer su voluntad. Si no lo logra, estallará en llanto y armará escenas de un dramatismo abrumador que sólo se podrán controlar con una disciplina firme ejercida desde temprana edad.
Desde bebé, su pequeño carnerito demostrará que necesita mucha atención: pasará muchas noches in cómodo, llorando y desvelándolos, pero si le dan masajes, lo acarician y le ejercitan las piernas antes de dormir, conseguirán apaciguar su inmensa cantidad de energía ayudándolo a conciliar un sueño más tranquilo.
Su niño Aries es tierno y cariñoso. Desde pequeño muestra una gran necesidad de afecto y sólo a través del contacto físico se calmará la gran impaciencia carac­terística de este signo. Recurrirá a los gritos, al llanto y al escándalo para lograr ser atendido y los abrazos serán su único tranquilizante.

El niño Aries

Para estimular la inmensa alegría de su bebé Aries, es aconsejable decorar su cuarto con colores vivos y juguetes móviles que inviten a la acción, ya que le encanta sentirse acompañado. En la medida que va creciendo, este fuerte carnerito jugará a guerras y conquistas des baratando muchos de sus juguetes. Asegúrense de que éstos sfean de la calidad del hierro y del diamante, que son el metal y la piedra que rigen a este signo.
En su "corral" se sentirá muy feliz y cómodo si l<> rodean de juguetes de diversos colores y con algún tipo de movimiento. Por su gran capacidad física necesita un espacio grande para gatear, pero hay que tener mucho cuidado con los objetos punzocor tan tes, ya que con su alma de guerrero no dudará ni por un instante en empuñar la espada. También hay que cuidar su cabecita, pues vivirá lleno de "chichones". No olviden que Aries rige el área vital de la cabeza y no aprenderá aun después de muchos golpes debido a su naturaleza caprichosa y testaruda.

El niño Aries

En su etapa preescolar observarán que le encanta ju gar a policías, astronautas y bomberos, es decir, todo juego que involucre cascos. Su indómita energía lo lleva de un lado a otro todo el día, por lo que necesita dormir bien y le encantará ser arrullado con más acción. Los cuentos sobre héroes valientes que conquistan nuevos mundos y que promueven causas nobles son sus favoritos.
Aries es un bebé fuerte que se recuperará con facili dad de las enfermedades infantiles como las paperas, el sarampión, la varicela, luchando contra ellas como un guerrero valiente. Conozco un pequeño Aries que, a pesar de tener problemas con un pie, no dejó de jugar con su mascota y hacer travesuras sin parar. Caminaba cojeando, pero su pequeño pecho continuaba erguido y su conta giosa energía permanecía intacta.
Como es un niño impetuoso, le costará trabajo obede­cer, pero con mucha actividad física, corriendo, haciendo deporte y saltando gastará energías y es entonces cuando estará preparado para escuchar, obedecer y dejarse dirigir.

El niño Aries

Para poder disciplinar a su niño ustedes tendrán que prestarle mucha atención y, antes de establecer las normas de disciplina, comprender cuáles son las metas que se pretende alcanzar con ellas. Hay que exigirle, pero no por medio de la imposición, sino del sentimiento: sin criticarlo, dirigiéndolo con firmeza para lograr llegar a él con mucho afecto, sin sentimentalismo; así recibirá el mensaje de forma positiva y aprenderá a obedecer.
La naturaleza de este pequeño ¿amerito es alegre por lo que conviene intentar proporcionarle alegría dentro de la disciplina y con juegos enseñarle a obedecer Pero tengan en cuenta que para lograrlo ustedes habrán de aprender a disciplinarse primero a sí mismos. Un ejemplo sería decirle al niño, "Ahora eres un pez y los peces no pueden hablar..." para que jugando aprenda a escuchar, sentir y prestar atención. Notarán que el travieso carnerito adora este tipo de aprendizaje.
Como muestra un gran deseo de libertad, hay que ayudarlo a comprender y sentir que la disciplina no resta libertad. Que él tiene derecho a hablar y a expresarse, pero debe reconocer que los demás tienen opiniones diferentes y tiene que escucharlas y respetarlas sin pleitos ni conflictos. Una vez aprendido este principio básico, será un gran líder, ya que su naturaleza está conectada fuertemente con el liderazgo.

El niño Aries

Para su niño Aries es importante que ustedes le hagan sentir lo que les gusta de él, y esto lo estimulará de manera directa y eficaz. También, que lo motiven a concluir toda tarea que inicie, ya que por su naturaleza inquieta le cuesta terminar lo que comienza. Su signo es el iniciador de la primavera por lo que se inclina más a los inicios que a los finales.
En su etapa escolar se divertirá mucho participando en escenarios de aventura y acción. Es fundamental animarlo a practicar deportes para que pueda exteriorizar la fuerza y el impulso de Marte, su planeta regente.
Es responsabilidad de ustedes ayudarlo a que aprenda la lección de llevar a buen cumplimiento cada una de sus acciones y de controlar sus impulsos.
Si tiene problemas con sus deberes escolares, esti­múlenlo con retos ya que no los toma tan en serio como lo haría un Éiño de Tauro, Virgo o Capricornio.

El niño Aries

Su naturaleza de líder debe ser fomentada en la etapa escolar haciéndolo participar en toda clase de deportes, en puestos de responsabilidad y liderazgo. Le interesarán las causas nobles y con ese singular magnetismo rojo y radiante del planeta Marte encauzará su lema "Las acciones hacen más que las palabras". Con mucha audacia, imaginación y tremenda energía, su hijo Aries vivirá y dramatizará a sus héroes: Hércules, Cario Magno, el rey Arturo, Obi Wan Kenobi de la película La guerra de las galaxias, quien con su rayo láser proyecta su energía y la dirige hacia algo positivo.
Como es el iniciado¿ el primero, hay que ayudarlo a realizar tareas constructivas que lo hagan sentir bien consigo mismo; por ejemplo, reunir a varios de sus amigos y con bolsas de plástico y guantes ponerlos a reciclar o a limpiar letreros en los murosidna vez finalizada la tarea, denle un premio como podría ser llevarlo al cine con los amigos con quienes realizó la tarea.
Su pequeño diamante se pulirá con sus acciones no egoístas. Ustedes verán cómo con su contribución de amor, firmeza y disciplina constantes él crecerá con virtiendo sus sueños en realidad. Habrá aprendido a desarrollar disciplina, paciencia, voluntad y respeto, canalizando su energía de líder hacia algo positivo para él y los demás, como lo hiciera alguna vez el rey Arturo.