viernes, 19 de marzo de 2010

El niño Sagitario

Si ustedes son padres de un bebé Sagitario, prepárense para la versatilidad, el optimismo, la libertad, la aventura y los caprichos. Su pequeño hijo de Júpiter los sorpren­derá con esto y mucho más. Dada su adoración por la libertad, le será muy difícil quedarse en los confines de su "corral" por mucho tiempo.
El decorado de su cuarto deberá tener tonos azules, libros, caballitos, discos y una silla mecedora. Y, ante todo, mucho espacio.
Es alegre y juguetón y necesita sentirse amado por ustedes para ser feliz. Ama la compañía de los demás y disfrutará de todo el mundo porque es más sociable que el bebé Virgo o Piscis. Sus movimientos son rápidos y ágiles. Es muy inquieto y travieso y necesita acción para sentirse bien. Dormirá feliz si le cuentan historias de piratas y guerreros, ya que todo tipo de aventuras le apasionan desde temprana edad.
Cuando empiece a gatear explorará todo a su alrededor y una vez que aprenda a expandir sus horizontes, estará listo para entender los límites gradualmente. Si ustedes, sus padres, quieren que su pequeño respete y entienda las restricciones, habrán de hacerle sentir y comprender lo necesarias e importantes que son para su propia forma­ción. Las explicaciones deben darse de manera firme y las razones tienen que tener lógica. Sólo así y con la ayuda de su propio ejemplo su hijo entenderá la importancia de los límites para su desarrollo.
Cuando su pequeño arquero haya aprendido a caminar, se tropezará y golpeará con gran facilidad. Tengan siempre el botiquín a la mano ya que con él nunca se sabe qué pueda pasar. Si llora, lograrán calmarlo con un paseo en carriola por el parque y, sobre todo, demostrándole afecto a través del contacto físico.
En su etapa preescolar, como es un niño tan activo, denle la oportunidad de experimentar en diferentes ambientes. Su pequeño hijo necesita desarrollar la concentración por su tendencia a ser distraído. Pónganlo a hacer ejercicios como caminar con un libro sobre la cabeza, para que vaya aprendiendo a concentrarse en algo determinado y a mantener una estabilidad, ya que no es tan estable y fuerte como el niño Capricornio.
En su etapa escolar notarán su eterna búsqueda por la verdad, legado de Júpiter, su planeta. Háganle sentir que esa búsqueda es muy importante y con ella logrará ser sincero y honesto.
Es responsabilidad de ustedes ayudarlo a sentir y comprender que existen muchos caminos para llegar a la verdad que él tiene' que aceptar y respetar.
Así enriquecerá su vida y aprenderá a ser un buscador de la verdad.
Su hijo Sagitario es entusiasta y siempre está lleno de proyectos, es el buscador. Recuerden que su signo finaliza el otoño y da comienzo al invierno, momento en el que se inician nuevos proyectos. Es muy confiado y por eso necesita que ustedes le estimulen la confianza hablan dolé con sinceridad y honestidad. Háganle sentir que confían en él y no los defraudará, ya que su sinceridad y amor por la verdad son innatos. Necesitará una mascota con quien compartir su tesoro más preciado, la generosidad.
En el colegio mostrará gran interés por la religión, la filosofía, las culturas extranjeras y las lenguas. Le atraerán los países lejanos, ya que Júpiter rige los viajes al extranjero. Todo lo que tenga que ver con experiencias y oportunidades nuevas llamará su atención; es su for­ma de expandir su propio universo y fortalecer su sentido de libertad personal. También tendrá facilidad para la música y le encantará tomar clases de guitarra o de cualquier otro instrumento.
Por su tendencia a la distracción tendrán que ayudarlo a que se organice de forma positiva. Por ejemplo, pídanle que haga sus tareas, pero organícenle recreos entre el tiempo de estudio. Estos ratos de recreo harán que su niño se concentre mejor cuando regrese a los de­beres, ya que sentir que tiene libertad lo ayudará a des­pojarse de la sensación de encierro.
Le encantará estar en contacto con la naturaleza y toda actividad que implique la vida al aire libre como acampar y hacer deporte. El ser Sagitario hace que su niño sea directo y honesto, de manera que prepárense para oír la verdad aunque no la quieran escuchar. El no callará hasta que haya expuesto todos sus pensamientos y serán muchas las veces en que reaccionará con testa­rudez. Recuerden que la única forma de que aprenda a reaccionar de manera razonable es a través de la expli­cación.
Si su niño arquero crece rodeado del amor de ustedes y de una educación impartida con honestidad, recorrerá mundos lejanos en busca de la verdad. Será el hombre sólido del mañana, como la turquesa, piedra que lo rige, honesto, sincero, siempre buscando la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada